Conoce más sobre los desarrollos tecnológicos de CIRES, A.C. para la mitigación del riesgo sísmico en construcciones.

CIRES, A.C. participa en Simposio en Perú

El día 24 de junio de este año, el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico CIRES, A.C. participó en el: “ XXXIV Simposio Nacional de Prevención de Desastres. Lecciones aprendidas a 20 años del terremoto de Atico-Arequipa 2001”, organizado por el Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres; y la Universidad Nacional de Ingeniería.

CIRES, AC. Compartió con la comunidad peruana y científicos  invitados de otros países sobre sus orígenes. También la historia, cobertura, funcionamiento, difusión, aprovechamiento, desempeño y divulgación de SASMEX como alerta temprana para sismos.

CIRES, A.C., se funda después de los sismo de 1985, con el objetivo de que se cubra el quehacer de toma de datos en campo para que los investigadores en mecánica de suelos y en estructuras hagan mejores normas de construcción como una forma de reducir la vulnerabilidad. Tiene a su cargo la Red Acelerográfica de la Ciudad de México RACM  y el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano SASMEX.

Continúa leyendo CIRES, A.C. participa en Simposio en Perú

¿Sabes qué es la réplica de un terremoto?

Después de que ocurre un sismo de gran magnitud, siguen sismos de menor magnitud en la zona de ruptura que son llamados réplicas. Esto sucede porque las rocas que se encuentran cerca de esta zona están sujetas a un reacomodo,  que provoca una serie de movimientos sísmicos que pueden ocurrir en minutos, días,  semanas y hasta años después del sismo principal. La cantidad de réplicas puede variar de unos cuantos sismos hasta miles.

Fuente:

https://bit.ly/3wEjr5f

¿Sabes cuál es el sismo más fuerte y el gran tsunami ocurridos en México?

El mayor terremoto en la historia de México fue el terremoto de la Nueva España de 1787 o el sismo de San Sixto, (en recuerdo al santo católico celebrado ese día)​ precisamente ocurrió entre hambruna y enfermedades que en la época novohispana azotaron a la población. Fue también cuando la ciudad de Oaxaca sufrió los mayores daños en su historia.

En realidad se trata de una secuencia de tres grandes sismos que tuvieron similar magnitud, posiblemente de 8.6;  ocurriendo el primero  el 28 de marzo del año 1787 a las 11:15 hrs. con epicentro en Oaxaca. Provocando el tsunami más grande registrado en México, de hasta 6 kilómetros tierra adentro de Pochutla, hoy Puerto Ángel. Otros dos sismos  de gran magnitud ocurrieron los días 29 y  30 de abril.

En la “Gazeta de México y Noticias de Nueva España”, el primer periódico de América Latina que contaba con secciones dedicadas a las diferentes regiones del virreinato y novedades comerciales, sociales y religiosas;  se puede leer la descripción de lo que hoy llamamos tsunami en su edición del 1 de mayo de 1787:

«Dice que al tiempo del primero [se refiere al sismo del 28 de marzo], estando varios infelices de aquellas pesquerías haciendo barras para coger pescado,y ya algunos montados a caballo después de haber recogido y metido en sus redes, vieron con asombro retirarse el mas más de una legua, descubriéndose tierras de diversos colores, peñascos y árboles, y que con la misma velocidad que se huyó de su vista, volvió otra vez y otras, dexando millares de pescados en el distrito que quedó sin agua, y antecogiendolos hizo muchos pedazos a once de ellos, dexandolos colgados y metidos entre los palos de un monte, que dista como legua y media del mar, y de excesiva altura, escapando solamente algunos, aunque muy maltratados y heridos, que son los que han referido el caso, todos vecinos de aquella jurisdicción».

http://www.sismoshistoricos.org/panel/web/detalle/76#sismo-historico

Ariel Abeldaño R. López Hernández S. “La prensa y la participación social frente a los desastres: desde el sismo de Oaxaca de 1787 al sismo de Tehuantepec de 2017” Revista de Salud Pública, (XXIII) 1:94-106 Junio 2019

http://www.cyta.com.ar/ta0404/v4n4a4.htm

https://www.nexos.com.mx/?p=34349

http://www.sismoshistoricos.org/panel/web/detalle/76#sismo-historico

Ariel Abeldaño R. López Hernández S. “La prensa y la participación social frente a los desastres: desde el sismo de Oaxaca de 1787 al sismo de Tehuantepec de 2017” Revista de Salud Pública, (XXIII) 1:94-106 Junio 2019

http://www.cyta.com.ar/ta0404/v4n4a4.htm

https://www.nexos.com.mx/?p=34349

¿Sabes qué datos son los que se publican de manera oficial cuando ocurre un sismo?

Las instituciones sismológicas publican datos de los sismos acontecidos. Por ejemplo el Servicio Sismológico Nacional SSN es la institución que registra la actividad sísmica en nuestro país.

Los datos que se reportan  son  fecha, hora,  localización del evento, profundidad y la magnitud del sismo. 

La localización del evento depende, de forma general, de tres parámetros: la latitud (LAT), la longitud (LONG) y la profundidad (PROF, PF). Latitud y longitud son las coordenadas geográficas para ubicar un punto sobre la superficie de la Tierra. La profundidad es el punto, a partir de la superficie y hacia el centro de la Tierra (nuestro sistema de ejes coordenados), donde se asume que inicia la ruptura y suele reportarse en kilómetros.

La hora (o tiempo) de origen es una estimación que, al estudiar el tiempo de viaje de las ondas sísmicas en diferentes estaciones, nos permite conocer de manera aproximada el momento en el que inició la ruptura. Este es otro parámetro complicado de estimar pues depende fuertemente de los caminos que siguen las ondas desde el lugar donde ocurrió el sismo hasta las estaciones en las cuales se registró el movimiento del terreno. Se reporta el año, mes, día, hora, minuto y segundo.

Finalmente está la magnitud, que representa el tamaño relativo del sismo, el Servicio  Sismológico Nacional SSN  la  estima de varias formas y obtiene magnitudes preliminares.

Los datos de carácter oficial que reporta  el SSN son utilizados para validar  algunos de los sismos que son registrados por los sensores de SASMEX en su zona de cobertura geográfica.

Adicionalmente SASMEX publica boletines  con información de sismos que registra en su zona de cobertura con los datos de las estaciones  que reportaron y cuando hay un sismo alertado  adicionalmente las ciudades  que lo recibieron.

Fuentes: Hilo de la cuenta de Twitter @SeismoIsTheWave y http://www.ssn.unam.mx/divulgacion/preguntas/

¿Sabes cuál es el sismo más grande acontecido en México en este siglo?

En México, el  mes de septiembre está inevitablemente asociado a los sismos,  y curiosamente el sismo más  grande en lo que va del siglo aconteció en ese mes:  el jueves 7 de septiembre de 2017  cerca de la media noche. Ocurrió en el Golfo de Tehuantepec, a 133 kilómetros al suroeste del municipio de Pijijiapan en el estado de Chiapas.

Tuvo una magnitud de 8.2, fue más intenso que el de 1985, pero no causó tantos daños en la CDMX, sin embargo en zonas aledañas de Oaxaca y Chiapas  cercanas al epicentro hubo grandes daños y damnificados. Otro estado afectado fue Tabasco.

Tuvo muchas réplicas distribuidas en todo el Golfo de Tehuantepec. Dos días después del sismo, se habían registrado 482  y quince días después, 4326 réplicas. La magnitud más grande de ellas fue de 6.1.

Los sismos no se pueden predecir, pero sí se pueden prevenir.

Fuente:

https://bit.ly/34qq7rI

¿Qué hacer al escuchar la alerta sísmica?

El gobierno de la Ciudad de México proporciona información para promover la mitigación del riesgo sísmico, en su sitio puedes obtener información para elaborar tu Plan de Protección Civil.

Fuente:

@seduviCDMX Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Ciudad de México.

Entrevista con el director general del CIRES, A.C. Ing. Juan Manuel Espinosa Aranda

Ingeniero desde siempre, Juan Manuel Espinosa Aranda declara que la lista de personas que le han ayudado es larga. Gracias, es la principal palabra en su vocabulario al momento de revelar cómo fue creciendo desde que practicaba aeromodelismo, aviación y fotografía hasta que la vida y la fortuna lo llevaron al regazo de los dioses de la ingeniería de México y el mundo. Entereza, tenacidad, necedad, inteligencia, innovación y desarrollo complementan el amplio vocabulario de quien también gusta de la poesía; pero sin ninguna duda, cinco palabras son las que lo marcaron de por vida: Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, lugar en el que ha dejado 35 años de vida y una huella profunda en la historia de México al crear, impulsar e innovar, desarrollos que ahora son de seguridad nacional como el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano. Aquí un poco de su historia:

Comunicación y Contenidos: ¿Qué estudió, por qué y en dónde?

Ing. Juan Manuel Espinosa: Si hago la lista de las personas que me han ayudado, el directorio telefónico se queda chico, aunque ya no hay directorios telefónicos, recuerdo que llegaban a la casa en bolsas etiquetadas a nombre de mi mamá, Alicia Aranda de Espinosa. Mi madre era hija de un político de la época del ex presidente Emilio Portes Gil, mi abuelita era una feminista precoz y se separó de mi abuelo porque era una bala perdida, y a mi madre le puso su apellido que es Aranda y no el de mi abuelo que se apellidaba Correa, mi abuela era Micaela Aranda, una mujer de muchos pantalones, muy capaz, muy educada y de muy buenos sentimientos, se fue a vivir con sus hijos y se hizo valer arreglando y haciendo cosas con su máquina de coser y les dio una formación muy sólida en lo ético y en lo moral a sus hijos y por eso y más mi mamá le dio el mérito de su formación.

Por otro lado, la mamá de mi padre era la artista de la familia, de ahí viene una cierta formación que tengo con sesgos hacia las cosas de arte, poesía, pintura, piano; la formación técnica de la ingeniería fue muy de capricho mío porque gusta, aunque también hubiera podido ser buen médico u otras cosas.

Mi título dice, Ingeniero Mecánico Electricista de la Facultad de Ingeniería de la UNAM y tiene fecha de julio de 1973; mi ingreso a la UNAM fue en 1964 cuando entré a la preparatoria, de hecho yo inicié el plan de estudios de tres años cuando me tocó estudiar ese nivel, mi número de cuenta era 6408437; hice la escuela en dos preparatorias, una en el plantel de Coapa y la otra en el de La Viga que por cierto me tocó estrenarlo; ahí conocí al Ing. Gerardo Legaria, quien es miembro del CIRES como Asociado Profesional lo cual es muy afortunado para nosotros; hicimos la prepa y en el primer año era todavía un programa bianual de estudios, me acreditaron doce materias, posteriormente fueron periodos semestrales y de ahí hasta el final, eso de las distintas temporalidades de los planes de estudio creo yo que fue por querer seguir planes de estudios de otras escuelas fuera de México.

Resultó que el ingeniero Legaria y yo nos volvimos a encontrar en la Facultad de Ingeniería en la especialidad de Ingeniería Mecánica Eléctrica, ahí también nos tocó inaugurar otro plantel que era el anexo de Ingeniería de Ciencias Básicas al sur de la facultad, en otro segmento del campus de Ciudad Universitaria.

Comunicación y Contenidos: ¿Y por qué ingeniería?

Ing. Juan Manuel Espinosa: Desde muy joven he tenido vocación de hacer cosas de ingeniería de diferente aplicación, de chico cuando no teníamos los juguetes que existen hoy en día como video juegos, electrónicos etc., yo hacía “cositas”, resulta que había muchas obras de construcción por donde yo vivía con pequeños montículos de grava y arena y ahí jugábamos, porque también jugando se aprende.

Mi padre era piloto aviador y prácticamente todos los domingos “íbamos a misa” al hangar en donde se guardaba su avión, todos los domingos nos llevaba a volar en lugar de llevarnos a la iglesia; tuve esa fortuna y aprendí a volar, no tengo licencia pero sí aprendí y es como andar en bicicleta, como que no se le olvida.

Continúa leyendo Entrevista con el director general del CIRES, A.C. Ing. Juan Manuel Espinosa Aranda