Entrevista con el director general del CIRES, A.C. Ing. Juan Manuel Espinosa Aranda

Ingeniero desde siempre, Juan Manuel Espinosa Aranda declara que la lista de personas que le han ayudado es larga. Gracias, es la principal palabra en su vocabulario al momento de revelar cómo fue creciendo desde que practicaba aeromodelismo, aviación y fotografía hasta que la vida y la fortuna lo llevaron al regazo de los dioses de la ingeniería de México y el mundo. Entereza, tenacidad, necedad, inteligencia, innovación y desarrollo complementan el amplio vocabulario de quien también gusta de la poesía; pero sin ninguna duda, cinco palabras son las que lo marcaron de por vida: Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, lugar en el que ha dejado 35 años de vida y una huella profunda en la historia de México al crear, impulsar e innovar, desarrollos que ahora son de seguridad nacional como el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano. Aquí un poco de su historia:

Comunicación y Contenidos: ¿Qué estudió, por qué y en dónde?

Ing. Juan Manuel Espinosa: Si hago la lista de las personas que me han ayudado, el directorio telefónico se queda chico, aunque ya no hay directorios telefónicos, recuerdo que llegaban a la casa en bolsas etiquetadas a nombre de mi mamá, Alicia Aranda de Espinosa. Mi madre era hija de un político de la época del ex presidente Emilio Portes Gil, mi abuelita era una feminista precoz y se separó de mi abuelo porque era una bala perdida, y a mi madre le puso su apellido que es Aranda y no el de mi abuelo que se apellidaba Correa, mi abuela era Micaela Aranda, una mujer de muchos pantalones, muy capaz, muy educada y de muy buenos sentimientos, se fue a vivir con sus hijos y se hizo valer arreglando y haciendo cosas con su máquina de coser y les dio una formación muy sólida en lo ético y en lo moral a sus hijos y por eso y más mi mamá le dio el mérito de su formación.

Por otro lado, la mamá de mi padre era la artista de la familia, de ahí viene una cierta formación que tengo con sesgos hacia las cosas de arte, poesía, pintura, piano; la formación técnica de la ingeniería fue muy de capricho mío porque gusta, aunque también hubiera podido ser buen médico u otras cosas.

Mi título dice, Ingeniero Mecánico Electricista de la Facultad de Ingeniería de la UNAM y tiene fecha de julio de 1973; mi ingreso a la UNAM fue en 1964 cuando entré a la preparatoria, de hecho yo inicié el plan de estudios de tres años cuando me tocó estudiar ese nivel, mi número de cuenta era 6408437; hice la escuela en dos preparatorias, una en el plantel de Coapa y la otra en el de La Viga que por cierto me tocó estrenarlo; ahí conocí al Ing. Gerardo Legaria, quien es miembro del CIRES como Asociado Profesional lo cual es muy afortunado para nosotros; hicimos la prepa y en el primer año era todavía un programa bianual de estudios, me acreditaron doce materias, posteriormente fueron periodos semestrales y de ahí hasta el final, eso de las distintas temporalidades de los planes de estudio creo yo que fue por querer seguir planes de estudios de otras escuelas fuera de México.

Resultó que el ingeniero Legaria y yo nos volvimos a encontrar en la Facultad de Ingeniería en la especialidad de Ingeniería Mecánica Eléctrica, ahí también nos tocó inaugurar otro plantel que era el anexo de Ingeniería de Ciencias Básicas al sur de la facultad, en otro segmento del campus de Ciudad Universitaria.

Comunicación y Contenidos: ¿Y por qué ingeniería?

Ing. Juan Manuel Espinosa: Desde muy joven he tenido vocación de hacer cosas de ingeniería de diferente aplicación, de chico cuando no teníamos los juguetes que existen hoy en día como video juegos, electrónicos etc., yo hacía “cositas”, resulta que había muchas obras de construcción por donde yo vivía con pequeños montículos de grava y arena y ahí jugábamos, porque también jugando se aprende.

Mi padre era piloto aviador y prácticamente todos los domingos “íbamos a misa” al hangar en donde se guardaba su avión, todos los domingos nos llevaba a volar en lugar de llevarnos a la iglesia; tuve esa fortuna y aprendí a volar, no tengo licencia pero sí aprendí y es como andar en bicicleta, como que no se le olvida.

Continúa leyendo Entrevista con el director general del CIRES, A.C. Ing. Juan Manuel Espinosa Aranda