La construcción del Metro y los sismos

En los sismos de 1985, el centro de la ciudad fue prácticamente devastado. En todo el DF no hubo lugar donde más se haya sentido el movimiento. El eje central quedó bloqueado por edificios colapsados y era imposible transitar en coche.

Para el metro se había esperado lo peor: derrumbes, muertos y fallas graves. La sorpresa fue cuando las líneas del metro seguían funcionando; de hecho, los usuarios que viajaban en él ni siquiera sintieron el temblor; y durante días la línea 2 fue el único medio eficaz para trasladarse por la zona centro.

Sigue leyendo La construcción del Metro y los sismos